Páginas

sábado, 20 de febrero de 2016

El estres docente


En la página http://nuncajamasyyo.com/el-estres-docente-un-hecho-al-que-casi-nadie-parece-importar/ vi este interesante artículo que reproduzco por lo interesante que me parece.

Desgraciadamente, cada vez más docentes sienten en su trabajo ese malestar personal, esa sensación de no servir para nada, de que su esfuerzo no es reconocido como debería serlo, y que en muchas ocasiones se le exige hacer cosas que no son ni mucho menos de su competencia. Además, muchos de ellos tienen que soportar y aguantar escenarios de presiones y reuniones con familias poco respetuosas y maleducadas. Igualmente, se puede dar el caso de que algunos de ellos no tengan buenas relaciones con los demás compañeros del centro y que se sientan desplazados del grupo. Si al tiempo que dedica el docente a estar en clase, le sumamos el que invierte en corregir exámenes, trabajos, actividades y preparar las clases de toda la semana, podríamos decir perfectamente, que es un trabajo que genera un estrés elevado. Y sí, así es, pero a la mayoría de las personas parece no importarle.

 Me parece a mí, que todavía se cree en el rol de los maestros de las civilizaciones clásicas: ese rol que definía al docente como un “semidios”, que todo lo sabía, que sabía darle explicaciones a casi todas las cosas, y uno de los seres más sabios e inteligentes del lugar. Así pues, se defendía que los profesores podían con todo y que en ningún momento podrían necesitar ayuda de vez en cuando. Esa creencia era absurda hace décadas y lo sigue siendo ahora. Los docentes son personas de carne hueso (oh, qué gran sorpresa), que sienten y padecen. Y que en más casos de los que les gustarían, sufren un malestar que posiblemente no sepan explicar. Ese malestar, no provoca únicamente estrés (que ya es suficiente), sino que puede desembocar en fatigas, excesivo cansancio, dolores musculares, dolor de huesos, de cabeza, problemas al conciliar el sueño, en la alimentación, en sus relaciones personales e incluso en una depresión laboral.

 Estas situaciones, como os podéis imaginar no han suscitado demasiada importancia en los medios. Ni siquiera en los centros educativos. Son muy pocos colegios o institutos los que hacen algo para evitar lo anteriormente citado. La mayoría de programas, de actividades, de reuniones son en referencia a los alumnos, y eso está bien. ¿Pero quién “cuida” a los docentes? ¿Quién se encarga de su bienestar en el trabajo? Sí, la respuesta más sencilla es que ellos mismos. Pero es que ellos mismos, en muchas ocasiones se sienten tan agotados y menospreciados que no tienen ni ánimos para motivarse por sí solos. Muchos, por ejemplo, no han desarrollado habilidades para enfrentarse a estos conflictos, o no están preparados para una situación concreta. Algunos, se implican demasiado con los alumnos y les termina afectando también a ellos.
Desgraciadamente, más personas de las que me gustaría, se estarán preguntando: “estrés docente, ¿es eso posible?”. Parece ser que algún sector de la sociedad española, todavía no se ha dado cuenta que el personal educativo es uno de los peores reconocidos y tratadas desde hace algunos años. ¿Qué puede provocar entonces ese malestar en los docentes? A mí se me ocurren un montón de cosas a exponer:

  • Muchos alumnos para un único profesor: pues sí, en muchas ocasiones, hay aulas compuestas por 30 alumnos para un único docente. ¿Es eso normal? No, por supuesto que no. Habitualmente, el maestro o profesor se encuentra sólo en clase. Tiene que enfrentarse a estudiantes diferentes, con distintas habilidades y capacidades, con ritmos de aprendizaje muy dispares, y con un sin fin de intereses. Cada día, tiene que adaptar sus clases, tiene que centrarse en todos los alumnos y dejar a un lado esa atención personalizada e individualizada que muchos centros dicen tener y muchos padres quieren que se de. ¿Pero cómo se va a llevar a cabo ese deseo? Para llegar a esa cumbre, haría falta por lo menos tener a tres docentes por aula todos y cada uno de los días. ¿Estarían dispuestas las autoridades a eso? No, me temo que no. 
  • Lo que se aprende en la universidad, está lejos de ser práctico: es cierto, los que estudian magisterio no aprenden a tratar las dificultades de aprendizaje, por ejemplo. Y tampoco las necesidades específicas de los alumnos. En muchos casos, los docentes se encuentran con estudiantes de altas capacidades y no saben qué hacer. No por falta de capacidad ni de habilidades, sino simplemente porque no les han enseñado. Pueden tener apuntes, pueden saberse la teoría de memoria. ¿Pero qué pasa en la práctica? Y se sienten perdidos. 
  • Seamos sinceros; no todos los alumnos tienen ganas de aprender: pues sí, es de sobra conocido, que muchos alumnos presentan falta de interés y poca motivación. Que se sienten desanimados y que no tienen ganas de aprender cosas nuevas. El docente, se esforzará en crear un innovador y atractivo proceso de enseñanza-aprendizaje, para llamar la atención de los estudiantes, pero hay veces que las expectativas no se cumplen y no se ha generado el clima ni la actitud que ellos esperaban. 
  • Sí, hay familias que insultan a los docentes. Y no sólo en una ocasión: desgraciadamente, hay familias que culpan a los maestros de todo lo que le pase a sus hijos. Se crea un escenario de críticas, de malas palabras, de acusaciones y de ofensas hacia el profesor. Hay padres, que están lejos de ser personas civilidades y con buena comunicación. Y algunos de ellos, pueden llegar a insultos e incluso a acosar al profesor. 
  • Los futbolistas son más importantes que los docentes: ya se puede dar el caso de que un profesor haya hecho algún logro importante, que seguramente no será reconocido por las demás personas ni por los medios de educación. Hay muchos docentes que cada día se esfuerzan y dan lo mejor de sí mismos para los alumnos. Pero claro, da más audiencia que Cristiano Ronaldo haya dejado a su novia. 
  • ¿Hay algo que se puede hacer al respecto? Evidentemente, sí. Los expertos dicen, que practicar deporte en cualquier situación de estrés es beneficioso, ya que reduce el riesgo de ansiedad. Evidentemente, los docentes necesitan tiempo para ellos mismos, y en muchas ocasiones, ese tiempo de ocio o de estar con sus familias y amigos, lo dedican a corregir exámenes, trabajos, actividades o a preparar las clases, y eso les genera más sensación de malestar. No se debería dar casos en que los maestros dejaran de hacer cosas que les gustan por exceso de trabajo (ojo, ni los maestros ni ningún trabajador). También, es muy importante que el docente fomente su autoestima y que potencie las actitudes positivas que tenga a lo largo del día. Que sea consciente de los obstáculos que ha superado y de que su esfuerzo ha merecido la pena. Y que por supuesto, en situaciones límites que no sepa cómo actuar (porque… ¡oh, madre mía!, el docente no lo sabe todo), pida ayuda a los pedagogos, directores y demás personal educativo del centro. Como es obvio, desde el propio centro también se pueden plantear diversas actividades para reducir el estrés docente en las aulas, como por ejemplo diferentes cursos de formación, reuniones mensuales para que los maestros hablen de sus experiencias, de sus dudas, de sus inquietudes, fomentar la comunicación y la relación entre el personal educativo creando grupos de trabajo y de colaboración entre ellos, apoyándose en las situaciones y casos en las que sean posible. Quizás, empezando por eso, los docentes se sentirían valorados por el lugar del trabajo, y estarían más motivados en las clases. Pero, ya sabemos que en gran parte de los colegios, institutos y universidades, realizar esos programas, les parece una pérdida de tiempo, y en muchas ocasiones, los propios docentes se ven obligados a buscar ayuda externa para no verse superados. Aunque a la gente le cueste creerlo, la docencia es una de profesionales que más estrés produce. Muchos psicólogos dicen que el número de maestros que pasan por sus consultas está ascendiendo a un ritmo vertiginoso. Algunos de ellos, afirman haber pasado por depresiones provocadas por el exceso de trabajo y el poco reconocimiento y estima que se les tiene. Lo que es cierto, es que como la mayor parte de la sociedad sigue sin darse cuenta de lo que realmente llegan a hacer los profesores, como no son conscientes de su implicación con los alumnos, me temo que este problema tardará en solucionarse y que estará presente durante varios años más. Además, como viene siendo habitual, estas situaciones pasarán desapercibidas por la mayor parte de las personas. Pero, ¿no son los docentes superhéroes camuflados? Pues no, señores míos, está claro que no lo son.

viernes, 19 de febrero de 2016

TODOS somos DIFERENTES. Conversando con ASPERGA


Ayer acudí a la presentación del cortometraje: "Todos somos diferentes. Conversando con Asperga" que pretende acercar este trastorno a través de los testimonios de los propios afectados y de su entorno.

A través del documental 21 personas con síndrome de Asperger  expresan sentimientos desde un punto de vista natural y nada forzado.  Además, con esta pieza audiovisual se pretende apoyar la divulgación y sensibilizar a la sociedad sobre este trastorno de espectro autista que afecta aproximadamente de 3 a 7 personas de cada mil nacidos, y cuya característica principal es la alteración de la interacción social.

 


miércoles, 17 de febrero de 2016

18 de febrero. Día Internacional del Síndrome de Asperger


El 18 de febrero de 1906, nacía en Viena (Austria) el neurólogo Hans Asperger conocido por sus estudios sobre distintas alteraciones psíquicas y comportamentales, particularmente las que sufrían los niños. Gracias a la atención que suscitaron sus investigaciones posteriormente, durante los años 1980, el síndrome de Asperger fue denominado de tal manera en su honor y desde el 2007, se celebra el 18 de febrero como Día Internacional del Síndrome de Asperger. Ese día Asperga celebrará su día internacional con la proyección del corto “Todos somos diferentes” dedicado al síndrome de Asperger, en el que han participado las familias de ASPERGA y que ha sido realizado de forma solidaria por Némesis Creaciones. Las proyecciones se realizarán en el Colegio Los Maristas de Vigo con los pases a 19:45 y 20:15 horas



Además el 26 de febrero celebrarán el Festival solidario en el Teatro cine Los Salesianos de Vigo a las 20:30, en el que contaremos con diversos artistas de la música o la danza, entre otros, para conmemorar el X Aniversario. El donativo será de sólo un donativo 5 euros. Las entradas se pueden adquirir en Ticketea o en taquilla el mismo día del evento.

sábado, 13 de febrero de 2016

Diagnóstico y tratamiento del TDAH desde el punto de vista médico

Hace un  año acudí a una charla del neuropediatra Dr. Alfonso Amado que fue muy interesante y os dejo un resumen de lo que nos contó

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL TDAH DESDE EL PUNTO DE VISTA MÉDICO
1.- Introducción
2.- Sistemática de diagnóstico
3.- Tipos de tratamiento farmacológico
4.- Leyendas urbanas y falsos mitos

1.- INTRODUCCIÓN
El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo crónico con una base neurobiológica.
Los criterios diagnósticos del DSMV indican que los síntomas deben estar presentes antes de los 12 años. En el DSM V se ha limitado a 5 la presentación de los síntomas en la edad adulta. Los síntomas de hipercinesia van mejorando con la edad. El problema está en diferenciar lo normal de lo anormal. El TDAH es una alteración cerebral con distintas manifestaciones. Uno de los retos está en redefinir el fenotipo conductual, por ejemplo, los niños con el Síndrome de Smith Magenis dan muchos abrazos, o los que tienen el Síndrome de Williams coleccionan objetos.
No tenemos ningún marcador biológico de TDAH. Es crucial la detección precoz.

2.- SISTEMÁTICA DE DIAGNÓSTICO
A la hora de hacer una evaluación clínica se debe hacer una historia clínica detallada para obtener información en distintos entornos (familia/escuela). No existe ningún marcador psíquico o biológico que pueda diagnosticar TDAH.
¿Cómo se realiza el diagnóstico?
En general se basa en los criterios del DSM V y se siguen los siguientes pasos:
1º Entrevista con los padres y el niño
2º Evaluación  de la información de los profesores
3º Exploración física
1º Entrevista con los padres y el niño
*      Antecedentes personales:
Ø  Embarazo (exposición a alcohol, drogas, infecciones, nicotina que aumento mucho el riesgo de padecer TDAH, se multiplica por 10 y se perpetúa incluso en los nietos)
Ø  Parto y períodos perinatal y postnatal. La edad gestacional es muy importante. Las funciones ejecutivas se desarrollan en la semana 34 o 35 y si el bebé nace antes se incrementa mucho el riesgo. Otros aspectos a tener en cuenta: Apgar, bajo peso, hipoxia, hipoglucemia o malformaciones.
Ø  Desarrollo madurativo psicomotor y social.
Ø Valorar posible historia de adopción y nacionalidad (los niños rusos suelen presentar Síndrome de alcohol fetal y muchos problemas conductuales.)
*      Antecedentes familiares:
Ø  Combinación de genética y ambiente
Ø  Importante conocer el organigrama y funcionamiento familiar

2º Evaluación  de la información de los profesores
Fundamental dada la importancia de conocer los síntomas en diferentes ambientes y debido a la limitación de tiempo en la consulta.
3º Exploración física
La observación del paciente es muy difícil de realizar, ya que el niño puede comportarse durante el tiempo que dura la consulta de una forma que no es la habitual.
La exploración física se realiza para descartar otros problemas neurológicos.
El perímetro craneal es crucial, Si tiene una microcefalia es muy probable que los problemas de aprendizaje provengan de que su cerebro no se ha desarrollado como debía. En este caso ese niño es susceptible de hacerle un estudio genético.
Si su cabeza es enorme, también puede tener problemas.
Se piden pruebas complementarias si en la historia clínica y la exploración hay síntomas o signos que sugieran otro trastorno. La exploración neuropsicológica y/o estudio psicométrico no siempre son necesarios.
Las escalas y cuestionarios no sirven para hacer un diagnóstico de TDAH, pero suponen un buen complemento a la entrevista clínica, como apoyo diagnóstico. Son útiles como herramienta de screnning (Conners, EDAH, SNAP V)

3.- TIPOS DE TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO
Cuando hay un buen diagnóstico, es el medicamento más efectivo. “Si tengo TDAH me tomo metilfenidato y me cambia la vida. Si no tengo TDAH, tendré todos los efectos secundarios y ninguna ventaja.”
Debe haber desde el principio un tratamiento multidisciplinar.
Existen varios tipos de tratamiento:
ESTIMULANTES:
1.- Metilfenidato: Con acción de 4 horas: Rubifén, Medicebrán
Con acción de 8 horas: Medikinet 50:60, Equasym 30:70
Con acción de 12 horas: Concerta
Se debe comenzar con dosis bajas.
2.- Dexanfetamina: De acción corta (Dexedrime, dexto-stat, Adderal)
De acción larga (Lisdexanfetamina): Adderal XR y Elvanse: es más efectivo que el metilfenidato, también más caro. Tiene un inicio de acción suave con una duración de 13 o 14 horas

NO ESTIMULANTES:
Atmoxetina: Estratera
Agonistas: Alfa 2

Los tratamientos con medicina alternativa no son eficaces: tratamientos dietéticos, ejercicios visuales de optometría, homeopatía, flores de Bach,…
Sí que un déficit de hierro se relaciona con TDAH.

El metilfenidato lleva utilizándose más de 60 años (es bastante más peligroso el Primperán). Como efectos adversos está la disminución del apetito, que suele darse al principio, y luego se estabiliza. No se debe retirar la medicación ni en vacaciones ni en verano. Si lo retiro en verano, cuando vuelva a tomarlo voy a tener nuevamente todos los efectos secundarios que he tenido al principio. Es perjudicial y no tiene ningún sentido. Si mantengo el tratamiento, al cabo de unos años la corteza prefrontal llegará a funcionar bien.
El Risperdal se da a niños que tienen mucha impulsividad, y hace que disminuyan las conductas impulsivas.
Según los síntomas que prevalezcan, varía la medicación: El Estratera funciona mejor en niñas inatentas, con baja autoestima, muy ansiosas y depresivas. También es recomendable su uso cuando el TDAH va acompañado de Tics.
Lo más efectivo es: Terapia cognitivo-conductual + medicación

4.- LEYENDAS URBANAS Y FALSOS MITOS

1.- La medicación tiene efectos a largo plazo que no se conocen. FALSO
2.- Los TDAH están sobremedicados. FALSO, los niños que tienen TDAH están bien medicados, los niños con fracaso escolar sí que están sobremedicados. De hecho, el % de niños con TDAH es entre el 5% y el 10%, y los niños que toman metilfenidato son sólo el 1%.
3.- La medicación causa adicción. Falsísimo. Un niño con TDAH tiene mucho riesgo de caer en otras adicciones.
4.- Los laboratorios pagan a los médicos. Verdadero, pero fomentan la investigación, ofrecen ponencias, permiten que se reúnan, están detrás de una formación continuada, realizan ensayos clínicos,…proporcionan una infraestructura….
5.- Los médicos dan un diagnóstico en media hora de consulta. Verdadero, es el tiempo del que disponen, por lo que necesitan mucha información en un corto espacio de tiempo.