Páginas

sábado, 6 de junio de 2015

Intervención PSICOPEDAGÓGICA o rehabiliatción NEUROPSICÓLÓGICA

El concepto de diagnóstico diferencial hace referencia a la determinación de que componente del sistema está primariamente dañado, a que otros componentes no dañados afecta secundariamente este daño primario y como lo hace en caso de cada uno de ellos, y que otros componentes no resultan afectados ni primaria ni secundariamente.

Un diagnóstico diferencial de las alteraciones emocionales de un niño con dificultad de aprendizaje o adaptación escolar deberá determinar:
·         La naturaleza de dichas dificultades
·         Su eventual etiología biológica
·         Su relación causa-efecto con las dificultades de aprendizaje

No basta decir en un informe que un niño presenta alteraciones emocionales ni tampoco basta decir si estas alteraciones son primarias o secundarias con respecto a las dificultades de aprendizaje del niño; es preciso establecer un diagnóstico diferencial de estas alteraciones emocionales, lo que supone:
·         Decir cuál es su naturaleza
·         Cuál es su causa
·         Por qué se manifiestan en la conducta del niño
·         Cómo se manifiestan
·         Cómo se le puede ayudar
Sólo así podrá el niño recibir el tratamiento adecuado.

El diagnóstico diferencial de las  dificultades de aprendizaje o adaptación escolar deberá permitirnos determinar si esas alteraciones se deben a un retraso o a un trastorno. La gran diferencia entre retraso o trastorno es que en el retraso no está implicada una afectación cerebral específica por lo que suele bastar con una intervención psicopedagógica adaptada a la condición cognitiva del niño, mientras que el trastorno implica siempre una afectación cerebral, por lo que requiere ofrecer al niño una rehabilitación neurocognitiva.

 El concepto de intervención psicopedagógica está basado  en la idea de reforzar en el niño aquellas conductas y adquisiciones escolares en las que “no está a la altura de los demás niños” ya que el desarrollo de estas conductas o adquisiciones es más lento que el de los otros niños, es decir, se diferencia solamente cuantitativamente de los demás niños de su edad y lo que se trata es que la intervención “tire” del cerebro del niño lo suficiente como para estimular su desarrollo

La rehabilitación neuropsicológica es un tratamiento que, basándose en la información acerca de qué componente del sistema es el que está dañado, cómo lo está, a la función de qué otros componentes está afectando  secundariamente ese daño, cómo lo está haciendo y que otros componentes no se ven afectados, tiene por objeto ayudar al niño a generar las estrategias compensatorias de su déficit primario más eficientes para su estatus cognitivo-emocional.



Como vemos la intervención psicopedagógica y la rehabilitación neuropsicológica son dos metodologías que se oponen mutuamente y se trata de saber cuál de ellas es la que necesita cada niño concreto.

Fuente: Las dificultades de aprendizaje y/o adaptación escolar. Dra María Jesús Benedet

No hay comentarios:

Publicar un comentario