Páginas

miércoles, 22 de abril de 2015

Cosas del TDAH

El otro día, en una reunión de orientadores uno comentó que él podía justificar todos los TDAH con problemas emocionales y no como un trastorno, es más, afirmó  cosas como:
-El TDAH es un invento para etiquetar a los niños difíciles.
En 1998, la American Medical Association lo describió como "uno de los trastornos mejor estudiados en medicina, en el que los datos globales sobre su validez superan a los de muchas enfermedades", y la Organización Mundial de la Salud, en su documento "Caring for children and adolescents with mental disorders" (2003) lo identifica como un trastorno poco conocido y con importantes repercusiones económicas en el cuidado de la salud infantil.

   
-También decía que no se puede demostrar con pruebas médicas ni psicométricas. Uno de los grandes problemas que tiene el TDAH es que para su diagnóstico no existe una prueba concreta que lo determine con seguridad. Ante esto hay que decir que más de la mitad de las enfermedades carecen de pruebas para diagnosticarlas y al igual que la gripe, el alzheimer, las migrañas,…los médicos se basan en sus efectos para su diagnóstico el TDAH se basan también en sus efectos para su diagnóstico.  Además cada vez existen más datos sobre los genes implicados en el desarrollo del TDAH y de la alta heredabilidad del TDAH

   -Comentaba que antes no había TDAH que es un invento nuevo, de las multinacionales farmaceuticas.
El TDAH se conoce así desde 1994, pero se conoce desde 1865, fecha en la que aparece en el cuento “Der Stuwwelpeter”. Inicialmente, se llamó Disfunción Cerebral Mínima, en 1950 se denominó Síndrome Hipercinético y una década después Síndrome del Niño Hiperactivo o Reacción Hipercinética de la Infancia. A partir de 1980 se llamó Trastorno por Déficit de Atención (con o sin Hiperactividad) (TDA con H, TDA sin H)

   -La medicación es una droga, crea adición y es una locura dársela a los niños
El metilfenidato no produce adicción. Aunque químicamente es similar a la anfetamina, a dosis normales en TDAH y por vía oral no produce efecto euforizante. Es más, reduce el riesgo de que el niño en el futuro abuse de drogas, porque disminuye su impulsividad. Sin embargo, dosis altas de metilfenidato podrían causar efecto euforizante, por lo que en chicos que abusan de drogas o alcohol, debe controlarse cercanamente.

   -Los TDAH están sobremedicados. Decir que los niños que tienen TDAH están bien medicados, los niños con fracaso escolar sí que están sobremedicados. De hecho, los niños con TDAH se sitúan  entre el 5% y el 10%, y los niños que toman metilfenidato son sólo el 1%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario