Páginas

jueves, 1 de enero de 2015

Tartamudez evolutiva

Muy frecuentemente los niños y niñas entre 2 y 4 años tartamudean y los padres se preocupan mucho. Es el que se denomina "tartamudez evolutiva o fisiológica"
Esta tartamudez sucede entre otras causas porque los niños están en pleno desarrollo gramatical y/o narrativo, y su sistema lingüístico se ve "saturado"
La tartamudez evolutiva puede durar días, semanas o meses, y prolongarse hasta los 6-7 años. Dependerá del niño y/o de su ámbito. Según expertos como Santacreu y Froján, hasta los seis años no conviene hacer un tratamiento dirigido al niño, y la intervención va dirigida a los padres, fundamentalmente para que aprendan a no poner atención a los momentos en que el niño tartamudea.
Ahí van algunos consejos para los padres:

  • No se angustien por la forma como habla su  hijo/a.
  • Escuche pacientemente lo que su hijo le dice y no se fije en cómo lo dice.
  • Deje que su hijo complete la frase, no lo interrumpa ni termine usted la frase.
  • Mantenga el contacto visual de manera natural, mientras su hijo le hable. No le transmita impaciencia o nerviosismo.
  • Disponga de, por lo menos, cinco minutos diarios para hablar con su hijo de manera fácil, relajado y sin prisas ni tensiones.
  • No deben completarle las oraciones y/o adivinar lo que niño quiere decir.
  • No apresurarlo para que termine de hablar.
  • No interrumpirlo mientras habla.
  • No pedirle que hable con rapidez y precisión todo el tiempo.
  • No hablarle con ritmo acelerado, especialmente cuando se le dijo qué él/ella debe hablar más despacio
  • No mantener en casa un ritmo de vida acelerado.
  • No pedirle al niño que hable forzadamente frente a amigos, parientes, vecinos ...


No hay comentarios:

Publicar un comentario