Páginas

domingo, 25 de enero de 2015

Redes: el aprendizaje social y emocional

Uno de los grandes descubrimientos de las últimas décadas es que se pueden educar las emociones y el comportamiento.
Un niño que conoce y sabe gestionar sus emociones no sólo obtendrá mejores resultados académicos, sino que estará más preparado para el mundo laboral.
Mediante programas probados científicamente, es posible desarrollar lo que llaman habilidades para la vida, es decir, una serie de destrezas en el ámbito social,  emocional y ético, que complementan y optimizan las habilidades cognitivas e intelectuales.
Elsa Punset charla con el psicólogo y experto en educación emocional René Diekstra

No hay comentarios:

Publicar un comentario